Camino de Amor



El amor por Dios, es su mayor motor en los artistas


La religión los mueve, veneran a la Virgen de Guadalupe cada año y han optado por el celibato para respetar a Dios y a su propio cuerpo. Gracias a la bendición de la Virgen de Guadalupe, que es la que me ha dado la inspiración para inventar las rolas y por darme la salud para cantárselas a la banda durante tanto tiempo”, esta frase la dijo Alex Lora antes de que le fuera entregado el Premio a la Excelencia Musical, que el año pasado la Academia Latina de Grabación le concedió al rockero mexicano.

El padre de Celia Lora es una de las celebridades mexicanas que ha mostrado su amor y devoción por la Virgen de Guadalupe. El intérprete incluso tiene una guitarra con la imagen de la Guadalupana y cada año asiste a cantarle “Las Mañanitas” el 12 de diciembre.

Al igual que Lora, artistas mexicanos y extranjeros son devotos de la religión católica y de la Virgen de Guadalupe, que cada año es “festejada” en la Basílica que lleva su nombre.

Lucero, Karyme Lozano, Eduardo Verástegui, Alexander Acha, Carmen Salinas, Salma Hayek y Antonio Banderas, por mencionar algunos, han mostrado su amor por Dios y por la religión que profesan en más de una ocasión.

Le dicen ‘no’ al libertinaje

Desde hace varios años Eduardo Verástegui es fiel a la religión católica que desde niño profesa, sin embargo, desde hace tiempo, el actor y cantante retomó algunos de los elementos del cristianismo y los aplicó a su vida. Ahora, Verástegui asegura que el amor que siente por Dios es el que lo hace alejarse de los vicios y de lastimar a la gente que lo rodea.

“Como católico, tuve que poner mi fe en el centro de mi vida, cosa que no había hecho antes.

He sido católico toda mi vida, desde que me bautizaron, pero mi fe no era el centro de mi vida. Y no porque no quisiera, sino por ignorancia, porque no conocía mi fe. Uno no puede amar y servir lo que uno no conoce. Ahí es donde empieza este estudio de conocer mi fe de una manera más profunda: estudiar filosofía, teología, apologética… y ahí es cuando yo pongo a Dios, mi fe, en el centro de mi vida. Todo lo que yo hago es inspirado por Él y para Él”, comentó el actor al diario “Ya”, de España.

Además de esto, Verástegui se ha mantenido casto durante años debido a que desea encontrar a la mujer adecuada con la que pueda compartir todo.

“Prefiero esperar a estar seguro, sigo buscando a la mujer ideal... andar de cama en cama no es para mí”, aseguró hace algunos meses.

Karyme Lozano fue otra de las figuras del espectáculo nacional que optó por el celibato. La también amiga de Eduardo Verástegui se unió hace tiempo a la fundación Manto de Guadalupe, organización que apoya a las familias mexicanas de escasos recursos.

Lozano fue célibe durante algunos años, incluso cuando tuvo pareja no desistió, sino fue hasta hace algunos meses cuando la actriz dejó el celibato debido a que encontró al amor de su vida, con el que se unió en matrimonio.

Fieles católicos

Alexander Acha es uno de los jóvenes mexicanos que ha profesado la religión católica desde hace tiempo. Su amor por Dios fue inculcado por su padre, el también cantante Emmanuel, quien luego de haber sobrevivido a una cornada y a un asalto en su casa con su familia adentro, se acercó más a Dios y a la religión.

Padre e hijo interpretaron el año pasado una nueva versión de la canción “La Guadalupana”.

Alexander, a pesar de ser muy joven, ha optado por regir su vida en base a los valores católicos que le fueron inculcados desde niño, incluso ha dedicado varios temas de sus producciones musicales a la vida, a Dios y a la Virgen María.

Lucero es otra de las intérpretes mexicanas que acude cada año el 12 de diciembre a cantarle a la Virgen de Guadalupe. En este día, celebridades como Pedro Fernández, Tatiana, María Victoria y Marco Antonio Solís, prestan sus voces en honor a la “Morenita”.

La religión los cambia

En diversas ocasiones se ha dado a conocer que artistas que antes tenían problemas con las drogas y el alcohol, encontraron en la religión el consuelo que tanto buscaban.

La intérprete mexicana Yuri se convirtió desde hace algunos años al cristianismo y desde ese momento su vida ha cambiado completamente.

La cantante declaró en varias ocasiones que a pesar de que tenía fama, dinero y hombres en los años 80, época en la que la intérprete fue más famosa, en realidad no era feliz.

Sin embargo, hace más de 10 años la intérprete se convirtió al cristianismo y su vida ahora pinta mucho mejor para ella.

“Tengo todo: fama, familia, a Dios, salud, a mi esposo. Es muy difícil llegar a esa etapa y ahora yo estoy en ella. (Antes) Me sentía incompleta, no tenía un compañero, no tenía una familia, no me llevaba bien con mis padres... Tenía mucho dinero, mucha fama, pero era una mujer sola, no podía dormir, tenía que tomar medicinas para conciliar el sueño”, comentó la intérprete.

Lupita D’alessio es otra de las cantantes que tuvo un pasado turbulento, pero que ahora, al igual que sus hijos Jorge y Ernesto, gozan de una vida estable y profesan desde hace tiempo la religión cristiana.

Fiel a su religión

Antonio Banderas es fiel a las procesiones.

El actor español acude cada año a las procesiones que se llevan a cabo en su natal Málaga.

Banderas deja a un lado su estatus de estrella y se dedica durante los días santos a profesar su amor por Dios y a participar en cada uno de los eventos de la Semana Santa.