Camino de Amor





Sirvamos a Dios con lo que tenemos


Tiempo atr√¡s, un famoso payaso se cans√≥ de la vana y agitada vida del circo y solicit√≥ ser parte de la comunidad de un monasterio. Fue admitido y all√≠ convivi√≥ con los monjes. Pronto se sinti√≥ triste pues casi no sab√≠a hacer nada que all√≠ se necesitara. All√≠ unos escrib√≠an, otros predicaban, otros estudiaban, otros eran carpinteros, cocineros, fontaneros, etc. Pero √©l no sab√≠a hacer nada de eso.

Un d√≠a, muy frustrado y desilusionado, fue a la capilla a meditar. All√≠ oraba y lloraba, volcando toda su frustraci√≥n delante de una imagen de Jesucristo. Le confesaba que √©l le amaba y quer√≠a servirle, pero no sab√≠a c√≥mo. De pronto se le ilumin√≥ el rostro. Se levant√≥, se quit√≥ el h√¡bito para tener mayor libertad de movimiento y se puso a saltar como en sus mejores tiempos. Hizo todas las piruetas que ten√≠a en su amplio repertorio de payaso, hasta que, sudando y exhausto, qued√≥ rendido en el suelo.

Cuenta la leyenda que, en ese momento, Cristo descendi√≥ y sonriendo le sec√≥ el sudor y le dijo: ‚ÄúBien, buen siervo y fiel, veo que sobre lo que tienes eres fiel.‚ÄĚ Aprobando de esta manera el acto de adoraci√≥n y servicio que aquel hombre quiso rendirle utilizando el conocimiento y habilidades que ten√≠a.

¬¿De qu√© manera buscas servirle a Dios? ¬¿De acuerdo con lo que la sociedad te lo exige, o de acuerdo con lo que el Se√Īor ha puesto en tu coraz√≥n?

La gente quiere servirle y agradarle a Dios. Eso es algo que est√¡ en el coraz√≥n de todo aquel que reconoce que tiene un Dios soberano al cual tenemos que servirle y adorar. Pero, hay quienes quieren servirle de acuerdo con lo que la gente le dice.

Fuente: Sirvamos a Dios con lo que tenemos