Camino de Amor



No teman, porque valen mĂ¡s que muchos pĂ¡jaros


Evangelio segĂșn San Lucas 12,1-7.

Se reunieron miles de personas, hasta el punto de atropellarse unos a otros. JesĂșs comenzĂł a decir, dirigiĂ©ndose primero a sus discĂ­pulos: "CuĂ­dense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresĂ­a.

No hay nada oculto que no deba ser revelado, ni nada secreto que no deba ser conocido.

Por eso, todo lo que ustedes han dicho en la oscuridad, serĂ¡ escuchado en pleno dĂ­a; y lo que han hablado al oĂ­do, en las habitaciones mĂ¡s ocultas, serĂ¡ proclamado desde lo alto de las casas.

A ustedes, mis amigos, les digo: No teman a los que matan el cuerpo y despuĂ©s no pueden hacer nada mĂ¡s.

Yo les indicaré a quién deben temer: teman a quel que, despues de matar, tiene el poder de arrojar a la Gehena. Sí, les repito, teman a ese.

¿No se venden acaso cinco pĂ¡jaros por dos monedas? Sin embargo, Dios no olvida a ninguno de ellos.

Ustedes tienen contados todos sus cabellos: no teman, porque valen mĂ¡s que muchos pĂ¡jaros."