Camino de Amor



Promesas en Pruebas y Enfermedad


M√¡s que un estudio, es una recopilaci√≥n de unas cuantas promesas b√≠blicas para personas que pasan por dificultades, y especialmente por enfermedad. Es bueno anotar estos textos en la Biblia de uso personal y repasarlos de vez en cuando, de paso los tendremos a mano para leerlos a aquellos que los necesiten.

Salmo 30:5

"Porque s√≥lo un instante dura su enojo, pero toda una vida su bondad. Si por la noche hay llanto, por la ma√Īana habr√¡ gritos de alegr√≠a.".

Salmo 34:19, 20

"Muchas son las angustias del justo, pero el Se√Īor lo librar√¡ de todas ellas; le proteger√¡ todos los huesos, y ni uno solo le quebrar√¡n. "

Salmo 41:3

"El Se√Īor lo confortar√¡ cuando est√© enfermo; lo alentar√¡ en el lecho del dolor."

Salmo 50:15

"Inv√≥came en el d√≠a de la angustia; yo te librar√© y t√ļ me honrar√¡s."

Salmo 91:15

"√Čl me invocar√¡, y yo le responder√©; estar√© con √©l en momentos de angustia; lo librar√© y lo llenar√© de honores. "

Salmo 94:14

"El Se√Īor no rechazar√¡ a su pueblo; no dejar√¡ a su herencia en el abandono."

Isaías 40:29-31

"√Čl fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del d√©bil. Aun los j√≥venes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen; pero los que conf√≠an en el Se√Īor renovar√¡n sus fuerzas; volar√¡n como las √¡guilas: correr√¡n y no se fatigar√¡n, caminar√¡n y no se cansar√¡n."

Isaías 41:10

"Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa. "

Isaías 41:13

"Porque yo soy el Se√Īor, tu Dios, que sostiene tu mano *derecha; yo soy quien te dice: "No temas, yo te ayudar√©."

Isaías 43:2

"Cuando cruces las aguas, yo estar√© contigo; cuando cruces los r√≠os, no te cubrir√¡n sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemar√¡s ni te abrasar√¡n las llamas"

Isaías 66:13

"Como madre que consuela a su hijo, as√≠ yo los consolar√© a ustedes; en Jerusal√©n ser√¡n consolados."

Mateo 9:22

"Jes√ļs se dio vuelta, la vio y le dijo:

‚Ä"¬¡√Ānimo, hija! Tu fe te ha sanado.

Y la mujer quedó sana en aquel momento."

Marcos 9:22-23

"Si puedes hacer algo, ten compasi√≥n de nosotros y ay√ļdanos. [Jes√ļs respondi√≥] ‚Ä"¬¿C√≥mo que si puedo? Para el que cree, todo es posible. "

Marcos 11:24

"Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que est√©n pidiendo en oraci√≥n, y lo obtendr√¡n."

Lucas 7:13-14

"Al verla, el Se√Īor se compadeci√≥ de ella y le dijo: ‚Ä"No llores.

Entonces se acerc√≥ y toc√≥ el f√©retro. Los que lo llevaban se detuvieron, y Jes√ļs dijo:

‚Ä"Joven, ¬¡te ordeno que te levantes!"

Juan 14:1-3

"No se angustien. Conf√≠en en Dios, y conf√≠en tambi√©n en m√≠. En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera as√≠, ya se lo habr√≠a dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendr√© para llev√¡rmelos conmigo. As√≠ ustedes estar√¡n donde yo est√©."

Juan 14:6

"‚Ä"Yo soy el camino, la verdad y la vida ‚Ä"le contest√≥ Jes√ļs‚Ä". Nadie llega al Padre sino por m√≠."

Juan 14:27

"La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden."

Romanos 8:28

"Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito."

2 Corintios 4:17-18

"Pues los sufrimientos ligeros y ef√≠meros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale much√≠simo m√¡s que todo sufrimiento. As√≠ que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno."

1 Pedro 4:12-13

"Queridos hermanos, no se extra√Īen del fuego de la prueba que est√¡n soportando, como si fuera algo ins√≥lito.13 Al contrario, al√©grense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que tambi√©n sea inmensa su alegr√≠a cuando se revele la gloria de Cristo."

Apocalipsis 21:4

"√Čl les enjugar√¡ toda l√¡grima de los ojos. Ya no habr√¡ muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir."

Fuente: http://estudiarlabiblia.blogspot.com/2007/08/promesas-en-pruebas-y-enfermedad.html